Lecturas Álmicas

 

La Lectura Almica es un mensaje sagrado que se recibe a través de la apertura, con una oración sagrada invocando a nuestros guías, maestros, seres de luz y ancestros.

Este encuentro da una información que solo quien la recibe debe escuchar por alguna razón. Esta información da claridad, entendimiento y reconciliación para poder armonizar nuestros planos afectivos, materiales y espirituales.

Un registro o lectura es una conexión almica en sintonía con el consultante donde a partir de la apertura otorga sanación y un efecto balsámico en el espíritu, donde nuestros guías nos dan herramientas, curas, palabras sanativas y producen un movimiento sutil del espíritu para alivianar nuestro aprendizaje de vida, llamado Karma.-

Quienes facilitamos estas lecturas somos solo instrumentos con un entrenamiento en percepción mas allá de la espiritualidad. Es aquí donde la meditación ocupa un rol preponderante al quien se presta a servir de lector.

La lectura de Registros es de gran profundidad para aquellas personas que están dispuestas a "mirarse en el espejo del alma" para remover, liberar y sanar todos los acuerdos y contratos almicos, muchas veces alojados en nuestra memoria celular; revisar las situaciones karmicas y conocer el propósito de nuestra vida para nuestro Mayor Bien y de todos los que nos rodean.

Los maestros y los guías brindan información muy clara respecto a las lecciones de vida, otorgan comprensión respecto a los planes del alma y sus propósitos, además de información extremadamente valiosa respecto a cómo cambiar los patrones limitantes y destructivos.

La energía que desciende actúa limpiando no sólo nuestro aura sino que también se expande a nuestro entorno, ayudando a que nosotros y nuestro círculo modifiquemos tomando conciencia de nuestra evolución. El perdón y la concientización son elementos fundamentales que intervienen en la sesión para que el consultante pueda lograr una mejor y mayor comprensión de su experiencia en este plano.

Lecturas Álmicas